Sunday, December 11, 2016

5 promesas de Año Nuevo para una mejor salud mental

Empezar un año nuevo con paz interior, no tiene precio, pero puede parecer difícil de lograr. Lo más importante, es tener la determinación de dejar atrás los hábitos nocivos y que nos roban la luz.

¿Y sabes quién es la persona que tiene en sus manos la potestad de ejecutar esos cambios? ¡Tú misma! 

La felicidad es una decisión cotidiana, que no tiene que ver con lo que nos pase, sino cómo reaccionamos ante ello y cómo confrontamos las situaciones del día a día.

Una vez asumida la responsabilidad, te invitamos a que tomes en cuenta estos consejos y te decidas a tener un 2016 lleno de esperanza, mejor actitud y en el que abones el camino para lograr la tan ansiada paz interior: 

1) Olvida las promesas incumplidas: Aunque este tema cause pesar, recuerda que todos en la vida cometemos errores. La gente que te falló no puede predisponerte a la infelicidad. Y si fuiste tú quien faltó a una promesa, revisa cómo puedes disminuir el daño causado y comprométete contigo misma a ser una persona de palabra. 

2) Despídete de la gente negativa: La gente que no te aporta bienestar a tu vida; que solo critica y juzga lo que haces; que no tiene nunca una palabra de aliento o reconocimiento a tus logros, que te disminuye o mantiene en tensión emocional; o también, aquella que  te aupa para que sigas sumergida en vicios, conductas autodestructivas o que no tiene el valor de confrontarte para ser mejor, no la necesitas en tu vida. Sé elegante e impecable con las palabras, pero aléjalas de tu radar: Solo el que sume tiene razón para estar en tu vida. 

3) Vive más la vida real que la virtual: El iphone, el ipad, el teléfono inteligente, la computadora, el juego de mano. ¡Ya basta! Es hora de vivir la vida real que haces lucir tan maravillosa en las fotos que subes al Instagram. Vive intensamente, pero disfruta de todas las ventajas tecnológicas en su justa medida. Planifica que al menos un día a la semana, harás un apagón tecnológico y te desconectarás del mundo virtual para salir a la naturaleza, caminar, nadar en una playa, mirar un atardecer y reconciliarte con todas esas maravillas gratuitas que el mundo ofrece.

4) Aprende a quererte y aceptarte: Lo que ves en el espejo no te puede obsesionar: diseña un plan de pérdida o ganancia de peso supervisado por un especialista; o sencillamente, comienza a ejercitarte al aire libre, pero en procura de una mejor salud. Pero por favor, es hora de dejar de compararte con las topmodels o las Kardashian: La belleza es singular y particular. No tienes que lucir los labios, los ojos, el cabello, ni el cuerpo exactamente igual al de las estrellas de Hollywood. La belleza es actitud, confianza en sí misma y nuestros cambios corporales solo debemos por decisión propia, voluntaria, para sentirnos mejor y para tener una mejor salud. 

5) Cuenta tus bendiciones: Una buena idea es diseñar un tarrito de vidrio o madera, en el que vayas almacenando papelitos o stickers con las cosas positivas o aprendizajes que vives a diario.  Al final del año, tendrás al menos 365 momentos y razones para bendecir la vida. Y esa tarea puede ser terapeútica cotidianamente para sentirte mejor.

Artículo original de universocanario.com amparado con Lic. Creative Commons reconocimiento 3.0.

Saturday, December 3, 2016

Consejos para adaptarse al cambio de horario

A pesar de que sólo es una hora, esta modificación puede alterar también el "reloj biológico" y las actividades cotidianas.

Modificar los relojes para ajustarse al horario de invierno, nos "regala" una hora extra de sueño, pero también puede ocasionar molestas alteraciones a nuestro "reloj biológico".

Tal vez en el día puedas sentirte fresco y descansado, pero al tratar de dormir en la noche, tu cuerpo puede resistirse a descansar una hora antes de lo normal, causando potencialmente cansancio, irritabilidad o dolores de cabeza al día siguiente.

Por ello, te traemos algunos consejos compartidos por Entravisión para que esta transición al horario de invierno sea lo más llevadera posible:

1. Comer bien: al haber atrasado tu reloj una hora, es probable que al despertar tengas más hambre. La recomendación es no desayunar muy pesado, además de hacerlo (también las demás comidas) alrededor de media hora después de lo acostumbrado para que el cuerpo se regularice. Asimismo, cenar muy pesado podría hacer que quieras dormir más tarde, alterando el ciclo de sueño.

2. Hacer ejercicio: realizando media hora de ejercicio de baja intensidad dos o tres horas antes de irte a dormir ayudará a ajustarse al cambio. Además, debido a que hiciste actividad física, tu descanso será mejor y te despertarás con más energía.

3. Tomar el sol: el ritmo interno del cuerpo se rige por factores como la cantidad de luz a la que estamos expuestos y las temperaturas, por lo que se recomienda exponerse una hora a la luz del sol para ajustar el ritmo circadiano.

4. Suelta el teléfono: los teléfonos inteligentes y otros dispositivos electrónicos nos exponen a luz no natural que hace pensar al cuerpo que todavía no es hora de dormir. Algunos equipos cuentan con la opción de modo nocturno, el cual no desestabiliza el ciclo del sueño. Asimismo, estar interactuando a través de redes sociales activa el cerebro, impidiendo que se relaje y se prepare para dormir.

5. Ser constante: establecer horarios para ir a dormir y para despertar garantiza un buen descanso y facilita levantarse por la mañana.

Fuente: miamidiario.com.

¿Qué comen en la Estación Espacial Internacional?

Desde que el astronauta John Glenn, en 1962, a bordo de la nave espacial Friendship 7 consumió un puré de manzana en el cosmos a través de su traje espacial, las agencias espaciales se han esforzado por mejorar el menú de los terrícolas que pasan una temporada fuera 'de casa'.Las investigaciones realizadas por el laboratorio Space Food Systems, del Centro Espacial Lyndon B. Johnson, han permitido mejorar el sabor, la diversidad y el formato de la comida espacial, así como las condiciones para guardar y mantener frescos los alimentos en condiciones de ingravidez.

Hoy en día, los astronautas tienen a su disposición un menú con más de 200 productos aprobados para su consumo en el espacio, informa Naked Science.


Un desayuno normal en el espacio incluye huevos revueltos, hojuelas de maíz —cereales— y manzanas. Para el almuerzo, carne de res con hongos —setas—, arroz con carne, tomates, alcachofas, pan y, de postre, un 'brownie'. La cena consiste de estofado de cangrejo, fajitas con carne de res, tortillas y batata —boniato—. Además, los astronautas pueden disfrutar de 'golosinas', como queso y galletas, y bebidas como agua y café.

Además, cada astronauta de la Estación Espacial Internacional (EEI) puede añadir elementos a su menú, lo que les permite hacer su estadía en el espacio más placentera. Igualmente, en ciertas fiestas, los astronautas pueden pedir platos especiales. En 2015, por ejemplo, el norteamericano Scott Kelly disfrutó de una cena que incluía pavo, papas al horno y mazorca para celebrar el Día de Acción de Gracias.

​Los astronautas también pueden disfrutar de frutas frescas que arriban con la llegada de diversas naves a la EEI, pero estas deben ser consumidas bastante rápido, ya que se pudren con rapidez.

En cualquier caso, las agencias espaciales hacen todo lo posible para que los astronautas que visitan la Estación Espacial Internacional se sientan como en casa.


Fuente: sputniknews.com.

Hasta 2019 cerrarán visitas al Obelisco de Washington

El ascensor del icónico monumento de la capital estadounidense será restaurado, gracias a una donación millonaria de David M. Rubenstein.

Situado en la Alameda Nacional, el monumento de Washington es uno de los lugares más visitados por los turistas en la capital estadounidense
El Monumento de Washington, cerrado a causa de innumerables problemas en su ascensor desde que reabrió al público en 2014, no reabrirá sus puertas hasta 2019, anunció el Servicio Nacional de Parques (NPS).

El empresario David M. Rubenstein ha prometido donar los fondos para modernizar el ascensor del obelisco, informó el NPS en un comunicado.

El proyecto de reparación estimado en unos 2 a 3 millones de dólares es necesario para solucionar los continuos problemas mecánicos, eléctricos y de computación del ascensor, que han dejado atrapados a visitantes y han forzado a numerosos cierres del monumento.

Se espera que la renovación incluya un nuevo sistema computarizado así como un sistema de diagnóstico a distancia, que permitirá determinar más rápidamente las causas del problema.

El ascensor actual será renovado por completo.

El obelisco es uno de los lugares más visitados por los turistas que vienen a Washington D.C. Cuando está abierto al público los visitantes hacen fila desde tempranas horas de la mañana para conseguir el limitado número de boletos que les permiten subir al tope del monumento desde donde se puede apreciar una de las mejores vistas de la capital estadounidense.

Los problemas del ascensor comenzaron poco después de que el monumento reabriera en 2014, luego de tres años de reparaciones después del terremoto de 2011, durante los cuales estuvo cerrado.

El sismo causó grietas en las paredes y partió la piedra del obelisco. Durante esas reparaciones, el ascensor no fue renovado.

Además de modernizar el ascensor el Servicio Nacional de Parques ha solicitado fondos para construir un lugar permanente en los terrenos del monumento, donde se instalaría un pequeño teatro con información sobre la estructura.

La legisladora de Washington Eleanor Holmes Norton elogió la donación de Rubenstein, diciendo que: "El Monumento de Washington es un símbolo de orgullo nacional para los estadounidenses y es vital para la economía turística local del Distrito".

Fuente< voanoticias.com.