Tuesday, May 8, 2018

Seria competencia para las aerolíneas será el tren bala propuesto en Texas

Todo el mundo sabe que los EE. UU. están muy por detrás de la mayoría de otros países en términos de ofertas de viajes en tren, y durante muchas décadas, la respuesta a la mayor demanda de viajes ha sido ampliar las carreteras o aumentar las frecuencias de vuelo. Sin embargo, una compañía de ferrocarriles con financiación privada busca tomar un pedazo del pastel del negocio de viajes dentro de Texas, lo que podría afectar a las tres aerolíneas estadounidenses que tienen una gran presencia en el estado.


Autor: thepointsguy.com/futurism.com (*)

Texas Central planea construir una ruta de tren bala entre Dallas y Houston, recortando en unas 2 horas el tiempo promedio de conducción y ahorrando más de una hora en comparación con el transporte aéreo. La línea ferroviaria de alta velocidad de aproximadamente 240 millas ofrecerá un tiempo de viaje total de menos de 90 minutos, con salidas cada 30 minutos durante los períodos pico diarios y cada hora durante los períodos de menor actividad, con 6 horas reservadas cada noche para el mantenimiento del sistema e inspección. Texas Central planea desplegar el sistema ferroviario de alta velocidad "N700-I Bullet" diseñado por Central Japan Railway Company (JRC), basado en el sistema "Shinkansen".

¿Podría un tren propuesto de Texas Bullet amenazar a las aerolíneas?

Analizando los vuelos entre Dallas (ambos DAL y DFW) y Houston (tanto HOU como IAH), American vuela nueve viajes de ida y vuelta diarios de DFW a IAH y de seis a HOU, mientras que United vuela nueve viajes de ida y vuelta entre DFW e IAH. Southwest vuela veinte viajes redondos cada día entre DAL y HOU. La ruta DAL-HOU ha sido una ruta muy importante para el negocio de Southwest desde el día cuando comenzó a funcionar en 1971.

Me comuniqué con American, Southwest y United para conocer su opinión sobre si el tren podría dañar el negocio al absorber a algunos de sus clientes. American respondió, diciendo que no tiene ninguna posición al respecto.

La respuesta de Southwest fue típicamente colorida. El portavoz Chris Mainz me dijo que Southwest realmente no tenía ningún sentimiento al respecto, pero que "Texas ya disfruta de un sistema de transporte 'de alta velocidad' muy sólido y sale de Dallas Love Field 20 veces al día para Houston [Hobby Airport (HOU)]. "También es importante tener en cuenta que Southwest es una aerolínea completamente diferente de aquella cuando se opuso a la primera propuesta hace décadas. Su tamaño casi se ha duplicado, y se han añadido docenas de destinos, por lo que si una pequeña fracción de sus pasajeros en una ruta se mueve al tren, no perjudicará gravemente a la aerolínea. Por su parte, United no respondió a nuestra solicitud de comentarios.


Podemos ver fácilmente el atractivo para los viajeros de negocios que buscan evitar la molestia de los aeropuertos y los asientos del avión abarrotados con pequeñas mesas de bandejas. Texas Central estima la necesidad de que cada tren aloje alrededor de 400 pasajeros, lo que equivaldría a ocho vagones. En comparación, entre Tokio y Osaka, Japan Railway Company opera trenes de 16 coches.

Una mejor alternativa

Como un tejano nativo que ha vivido en Dallas y Houston por más de 10 años, he conducido y volado entre Dallas y Houston docenas de veces, y realmente no hay mucho para el paisaje, excepto durante la primavera cuando las flores silvestres están floreciendo. El viaje dura casi cuatro horas en automóvil en un buen día, pero un accidente malo en la Interestatal 45 puede agregar fácilmente dos horas a eso.

La compañía dice que los precios de los boletos serán competitivos en relación con los costos de viajar en avión y en automóvil. Además, el tren garantiza una conducción suave y sin estrés, con la oportunidad de realizar una hora y media de trabajo, sin tener que preocuparse de almacenar su computadora portátil y la mesa de la bandeja en determinados momentos. El tren también es mucho menos susceptible a problemas climáticos que cuando viaja en avión o en automóvil. Tendrá Wi-Fi, por lo que podrá trabajar o entretenerse durante el viaje.


¿Podría un tren propuesto de Texas Bullet amenazar a las aerolíneas?

Todo el proyecto está siendo financiado por inversores, en lugar de impuestos estatales y subsidios. Solo eso hace que sea mucho más atractivo para los tejanos. La fecha de inicio de la construcción dependerá de los permisos. La Administración Federal de Ferrocarriles está terminando el Estudio de Impacto Ambiental. La construcción podría comenzar a fines de 2018 dependiendo de las regulaciones federales. El costo total del proyecto se estima en $ 12 mil millones, pero se espera que traiga un beneficio económico de $ 36 mil millones en sus primeros 25 años de servicio.

Un estudio de pasajeros realizado por Texas Central encontró que el 71% de los encuestados que habían viajado entre Dallas y Houston en los últimos doce meses tomarían "definitivamente" el tren, y que el 90% actualmente elige conducir porque volar ahorra poco o nada de tiempo. El estudio también predijo que los viajes dentro del corredor Dallas-Houston aumentarían 2% anual desde hoy y el 2050.

Todas las imágenes son cortesía de Texas Central.
(*) Artículo original de futurism.com amparado con Lic. Creative Commons reconocimiento 4.0.

Tuesday, April 24, 2018

Mitos sobre la planificación de tierras y las inundaciones en Houston


A raíz del huracán Harvey, vimos a muchos medios de comunicación responder con fotos desgarradoras, historias de rescate en movimiento y hechos vitales sobre el terreno. Pero también hemos notado un hilo de comentarios provenientes de fuentes urbanísticass / de planificación en internet que son verdaderamente equivocados y francamente ofensivos. Muchas\s de esas comunicaciones acusan a Houston de crear las condiciones que permitieron que ese huracán y las inundaciones resultantes tuvieran el terrible impacto que tuvieron. Hoy, el miembro y colaborador de Strong Towns, Daniel Herriges responde desacreditando estos mitos.

A todos nuestros miembros, lectores y oyentes impactados por el huracán Harvey y otros desastres naturales: los amamos y les estamos manteniendo en nuestros pensamientos. - Rachel Quednau

Foto: Departamento de Defensa de EE. UU
__________________________________________________________

Días después del huracán Harvey, Quartz publicó un ardiente artículo bajo el título, "Las inundaciones de Houston muestran lo que sucede cuando ignoras la ciencia y dejas que los desarrolladores se vuelvan locos" ("Houston’sflooding shows what happens when you ignore science and let developers runrampant."). Esta pieza y otras similares promovieron una narrativa falsa sobre la planificación de Houston.

En el peor de los casos, hay una corriente subyacente de "Ellos se lo buscaron" en algunas de estas historias, una que implica que la muerte y la destrucción de Harvey se pueden poner a los pies de los tejanos y su supuesta laxitud, tipo de actitud "no se metan conmigo" hacia la regulación gubernamental. Aunque esta conclusión puede ser ideológicamente satisfactoria, es simplista e implica algunas "soluciones" perjudiciales. Pero es importante no asumir a la primera y evitar aprender lecciones equivocadas de Harvey. Aquí hay cinco mitos sobre Houston y por qué están equivocados:

Mito # 1: una mejor planificación del uso de la tierra podría haber aliviado significativamente las inundaciones inundación.

Hecho: 50 pulgadas de lluvia habrían devastado cualquier ciudad. Incluso este artículo reconoce que la pérdida de humedales de 1992 a 2010 representó aproximadamente 4 mil millones de galones de capacidad perdida para absorber las aguas pluviales. Harvey ya había perdido 15 billones de galones desde hace dos días. El total seguramente fue mucho más alto.

Mito # 2: Houston no tiene regulación de uso de la tierra.

Hecho: el nivel de regulación del uso de la tierra de Houston no es tan inusual. La ciudad de Houston es única entre las grandes ciudades de EE. UU. Ya que no tiene una zonificación tradicional basada en el uso (á la-Sim City: residencial aquí, comercial allí, etc.), pero regula el uso de la tierra de muchas otras maneras, como mínimo - requisitos de estacionamiento Muchos vecindarios tienen asociaciones de propietarios de viviendas y restricciones de escritura que limitan lo que se puede construir. Y los suburbios de Houston tienen zonificación en gran medida.

Este reclamo de "no zonificación" es una pista falsa. Los suburbios de Houston son en gran parte indistinguibles de los suburbios de cualquier ciudad estadounidense: un patrón de desarrollo dependiente del automóvil dominado por las subdivisiones del enclave, las grandes plazas comerciales, las calles arteriales anchas y los estacionamientos masivos. Esto es lo único que puede construir de forma rentable, dados los incentivos económicos proporcionados por una red de transporte extremadamente centrada en el automóvil; la regulación es solo un factor secundario. Houston no es único o inusual en este sentido.

Houston todavía era una ciudad pequeña en 1950, cuando la planificación centrada en el automóvil realmente despegó en Estados Unidos, por lo que su relativa falta de barrios anteriores a la guerra en comparación con las ciudades del norte y su rápido crecimiento en las últimas décadas contribuyen a la percepción de que es un desarrollo desordenado o libre -para todos. Pero en realidad, Houston después de 1950 se parece mucho a Cleveland o Chicago después de 1950 o Kansas City o Seattle en muchos aspectos.

Mito # 3: el problema de Houston es que una gran parte está pavimentada con una capa impermeable (edificios, asfalto, hormigón) y no hay suficiente espacio verde.

Hecho: Más "espacio verde" requerido por las regulaciones de desarrollo realmente llevaría a más, no menos, superficie pavimentada en el ámbito del área metropolitana. La razón es autos. Tenemos superficies impermeables en las ciudades por básicamente dos razones: edificios en los que pasamos tiempo, y estacionamientos y carreteras para acomodar nuestros autos. 

Fuente: Google Maps
En la mayoría de los lugares, la última categoría excede a la primera. Por ejemplo, eche un vistazo a la foto aérea a la derecha de un Walmart con sede en Houston. El estacionamiento es mucho más grande que la tienda y esta es la norma para las grandes tiendas de caja en todo el país.

Ahora, soy todo para adoquines permeables, techos verdes y otras innovaciones tecnológicas para aliviar los problemas de escorrentía. Sin embargo, la prescripción que he visto en varios artículos sobre Harvey -para decir que los desarrolladores deben dejar más espacio verde en sus propiedades- es totalmente contraproducente. 

Dada la misma cantidad de población, más espacio verde solo significa un desarrollo más extenso, viajes más largos (y tránsito, andar en bicicleta y caminar se convierten en medios menos viables de transporte), requiriendo cada vez más asfalto para acomodar la conducción y el estacionamiento de todos nuestros automóviles.

Déjame machacar en hierro frío aquí: casi todos los lugares de América construidos después de 1950 tienen demasiada superficie impermeable porque es dependiente del automóvil y requiere grandes cantidades de tierra para carreteras y estacionamiento. Houston no es un caso atípico en este sentido. Puedo decirle exactamente qué lugar de los EE. UU. tiene menos superficie pavimentada per cápita: Manhattan.

Mito # 4: Houston está "sobredesarrollado".

Hecho: no sé lo que esto significa. El área metropolitana de Houston ha crecido rápidamente en población, sí. No ha hecho esto porque los desarrolladores codiciosos pueden hacer lo suyo desenfrenadamente. Ha ocurrido esto porque mucha gente quería mudarse a Houston, por una serie de razones. Construir un hogar no solo crea la demanda de ese hogar. Los desarrolladores crean porque saben que tienen un producto que podrán vender una vez que lo hayan hecho. Hay un tipo extraño de pensamiento mágico en la escuela de quienes defienden el control del crecimiento "simplemente deja de sobredesarrollar nuestra ciudad", ya que, si dejamos de construir casas, podríamos optar por dejar de crecer.

La verdad es que esto vendría con severas consecuencias involuntarias. Si a las personas x les gustara mudarse a tu ciudad, y solo permites que se construyan suficientes viviendas para personas y, entonces  x> y, y vas a terminar con una población de personas y. Eso significa que tienes x - y personas que no pueden vivir allí. Ese grupo incluirá un número desproporcionado de personas pobres a las que se les aplica un precio (incluidos, casi con seguridad, residentes pobres actuales que se verán involuntariamente desplazados). Un Houston que trató de usar la regulación para sofocar su propio crecimiento se convertiría rápidamente en un Houston cuyos precios de vivienda se parecían más a los de San Francisco ahora. ¿Realmente queremos esto?

(Semi) Mito # 5: El problema de Houston es que permite a los desarrolladores construir en llanuras de inundación.

Realidad: Ok, sí, probablemente. No dudo que haya sitios específicos en los que podría argumentar convincentemente que no son adecuados para el desarrollo porque su riesgo de inundación es demasiado alto. Houston se encuentra en una planicie - llanura costera, en una de las zonas más lluviosas y propensas a huracanes de América del Norte, y yo nunca discutiría en contra de la planificación de la resiliencia ante las grandes tormentas.

Pero seamos claros: ¿las regulaciones de construcción en zonas de inundaciones más estrictas habrían evitado el daño catastrófico de aquella tormenta sin precedentes? Ni por asomo. Y si esas regulaciones llegaran a costa de impulsar el desarrollo hacia afuera, engullendo más tierras salvajes y tierras de cultivo, bien podrían ser contraproducentes.

Las ciudades más ecológicas son ciudades compactas, transitables y aptas para el transporte público. Toman menos tierra y tienen menos huella de carbono. Pero la falta de densidad y capacidad de caminar de Houston no se debe a la falta de regulación. Si intenta construir un desarrollo compacto y de uso mixto en el 95% de los lugares en los Estados Unidos, se encontrará con muchos obstáculos, y una parte importante de ellos serán las reglamentaciones y los incentivos creados por el gobierno. Esto es tan cierto en Houston como en cualquier lugar.


Este artículo es una traducción / adaptación del escrito por Daniel Herriges y publicado en strongtowns.org/

La obra original está amparada con Lic. Creative Commons reconocimiento 3.0.


Sunday, April 15, 2018

Consejos para elegir la silla infantil para el automóvil

¿Viajas con niños? Sigue estos consejos para elegir la silla de seguridad

Además de nuestro natural deseo de resguardar el bienestar de los más chiquitos, existen normativas, tanto en Texas como en los demás estados de la unión y en muchos países, que prohíben trasladar en vehículos particulares a niños de hasta 8 años sin un sistema de retención infantil, ya sea silla, butaca o alzadores. En el caso de menores de 12 años, está prohibido que ocupen el asiento delantero del carro.

Quienes no cumplan con estas regulaciones estarán cometiendo una infracción, que será sancionada con multas que pueden llegar a $250, pero también pueden causar la suspensión de la licencia de conducir, o incluso penas de presentación en tribunales y obligación de tomar cursos de seguridad vehicular. (*)

El Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS) publicó en 2016 nuevas "recomendaciones de mejores prácticas" sobre la seguridad de los menores viajando en un vehículo, las cuales la DPS enumera en tres fases principales:
• Fase 1 recomienda que los infantes permanezcan en asientos que miran hacia atrás hasta que pesan más de 35 libras o superen los dos años de edad.
• Fase 2 sugiere que, preferiblemente, los menores deben permanecer ahí (fase 1) por el mayor tiempo posible, hasta que superen la altura máxima/peso y/o limite del arnés. Usualmente este límite de peso se encuentra entre las 40 y 80 libras.
• Fase 3 explica que los niños de más de 4 años, con más de 40 libras de peso, puéden viajar sobre un asiento elevado (booster seat)
La fase 4 llega después de superar la anterior y se refiere al uso de los cinturones de seguridad para adultos. 

En su momento (ya cerca de una década desde la versión más reciente), esta medida generó un fuerte debate, debido a que muchos consideraron que impactaría directamente en el bolsillo de la clase media, dado el valor que tienen las sillas de seguridad en el mercado.

Sin embargo, las altas cifras de mortalidad infantil en accidentes de tránsito justifican la necesidad de poner en práctica estas regalas. Por ello, para proteger a los más pequeños de la casa, es necesario hacer el esfuerzo y comprar alguna de estas sillas.

Para conocer los detalles haga click sobre la imagen (original de txdot.gov).

¿Cómo elegirla? 

Además de considerar el tamaño y sistema de anclaje del vehículo, los expertos aconsejan fijarse en la estatura y el peso de los niños. También es muy recomendable asegurse que la silla cuente con la revisión o certificación de la NHTSA.

Aunque parezca muy extraño, Según los expertos, es fundamental verificar cuál es la fecha de vencimiento de las sillas. Sí, tal como leyó, estos productos también tienen un límite de caducidad, debido a que los materiales con los que están hechas pueden desgastarse.

En esa misma línea, será necesario renovar la silla en caso que ésta haya participado en algún accidente de tránsito, pues puede haber sufrido algún daño o fatiga de material que no se vea a simple vista.

¿Qué tipos de sillas existen? 

Hay varias, y se diferencian según el peso y estatura de los menores. En el caso de las que van mirando hacia atrás, normalmente se usan para niños o niñas de hasta 4 años. En esta categoría que se encuentran la silla nido, que resiste entre 2 a 10 kilos, y la silla convertible, que puede cobijar a niños entre 2 a 18 kilos.

Las sillas que van mirando hacia adelante, es decir, que cuentan con un arnés interno, son las recomendadas para niños o niñas mayores de 4 años. En esta categoría están las sillas convertibles, que resisten entre 18 y 29 kilos de peso, y las sillas combinadas, recomendadas para menores entre 18 y 36 kilos.

Otras sillas que miran hacia adelante, pero que utilizan el cinturón de seguridad del auto, son las butacas con respaldo y los alzadores, ambos recomendados para menores entre 29 y 40 kilos.

Recordemos que, si bien estos sistemas de retención infantil reducen considerablemente los riesgos en caso de accidente, es imprescindible cuidar especialmente todas las demás normas de seguridad al conducir (inlcuyendo nunca hablar por celular ni mucho menos 'textear'). También es recomendable prevenir y contar con un seguro de autos amplio, que brinde la tranquilidad necesaria con la cobertura en caso de accidente o robo del vehículo. 

“Ninguna persona quiere enfrentar un accidente, sin embargo, hay que ponerse en todos los casos y tomar precauciones antes de iniciar un viaje, sobre todo si se realizará con niños a bordo. Por este motivo se recomienda cotizar algún seguro de autos, que ofrezca asistencia médica y mecánica al conductor y sus pasajeros en caso de un imprevisto que se transforme en un grave accidente”, recuerda el especialista en seguros Juan José Santa Cruz, gerente general de la corredora de seguros EstoySeguro.cl.

(*) Hay excepciones, cómo la que excluye a niños con una altura mayor a 4'9" (consulte la Ley para conocer detalles).

Enlaces relacionados:


Con material de eldinamo.cl (Licencia Creative Commons reconocimiento 3.0) y otras fuentes.
Imagen de cabecera: eldinamo.cl.

Sunday, February 11, 2018

Disfruta al máximo 48 horas en Houston

Foto: Katie Haugland Bowen en Flickr.
¿Pensando en un fin de semana o escapadita rápida a Texas? ¿Poco tiempo para explorar Houston? Entonces definitivamente querrás aprovechar al máximo tu tiempo mientras estás en la ciudad. Aquí hay algunos consejos sobre cómo aprovechar al máximo sus 48 horas en Houston.

Donde quedarme

Es muy posible que primero pienses solo en el precio al elegir un hotel, pero también debes recordar que el tiempo es dinero. Si solo cuentas con 48 horas en Houston, piensa en un hotel en el centro de Houston para considerarlo como base de operaciones. 

Otra forma de elegir un hotel es revisar tus planes y encontrar un hotel que sea equidistante a todo lo que tiene planeado. En todo caso, e independientemente de cómo elijas tu hotel, puedes consultar una guía de la ciudad de Houston como esta de IHG para ayudar a conocer opciones y apuntar mejor a tu conveniencia.

¿De compras?

Foto: mlsj1_99 en Flickr.
Si lo que quieres es pasar 48 horas en Houston comprando hasta que te canses, considera al centro comercial más grande de Texas, The Galleria, que también es el séptimo centro comercial más grande de los Estados Unidos. 

The Galleria abarca 3 millones de pies cuadrados de paseo, con más de 375 tiendas, incluyendo muchas marcas de alta gama como Prada, Coach, Louis Vuitton y Gucci, entre muchas otras. 

¡Yummy!

Después de que hayas terminado de comprar todo lo que puedas, puedes sentirte hambriento y querer cenar en uno de los muchos restaurantes dentro de la misma Galleria o salir del centro comercial y caminar por las cercanías, el la zona de Galleria / Uptown.

También puedes aventurarte a la mejor zona de comidas de Houston, Montrose. A solo 15 minutos del área de Galleria / Uptown, Montrose es un pequeño vecindario de cuatro millas cuadradas. Te vas a sorprender de como han logrado una increíble y ecléctica mezcla de restaurantes que incluyen comida india, mexicana, fusión, hamburguesas, tacos y barbacoa... Ya verás y solo sabrás cuándo trates de elegir uno durante tus 48 horas en Houston.

¡A divertirse!

Foto: SnippyHolloW en Flickr.
Tal vez estés buscando divertirte en medio de todas las locas compras que has planeado. Houston tiene muchas grandes atracciones, especialmente las relacionadas con el espacio, como el propio Space Center de Houston, que es el hogar del Mission Control de la NASA. 
¿Dónde más puedes ir y almorzar con un astronauta? 

Y si deseas llegar hasta donde muchos locales no conocen, atrévete a conocer el subterráneo de Houston. Veinte pies bajo las calles de la ciudad se encuentra un conjunto de tiendas, restaurantes, boutiques, bancos, peluquerías, farmacias, joyerías y tintorerías que se extienden en un atractivo recorrido de unas 7 millas.

Si te interesan los museos, toma el autobús o el práctico sistema METROrail hasta el distrito de los museos. Este amigable zona para peatones contiene 19 instituciones culturales como el Museo del Holocausto de Houston, el Museo de Ciencias Naturales de Houston o el Museo de la Salud, que es una filial del Smithsonian. Es posible que tengas dificultades para decidir qué museos visitar durante sus 48 horas en Houston, pero definitivamente debes elegir al menos uno.

Asi que, si todo lo que tienes son 48 horas rápidas en Houston, si lo planeas será bastante fácil disfrutar de lo mejor de Houston. Piensa en tu viaje a Houston como un adelanto de lo que puede venir. Nos visitarás una primera vez y luego tendrás que visitarnos una y otra vez. ¿Ya visitaste Houston?

Y, si tienes otras sugerencias, por favor escríbenos a @notiHouston.

Texto inspirado en artículo publicado por Marian Krueger en travelshopgirl.com (Lic. Creative Commons 4.0).


- Escuche sobre los atractivos de Houston, aquí
- Houston

Saturday, January 20, 2018

Todo Houston Museum District en un sólo lugar

¿Quieren encontrar exposiciones y actividades culturales en Houston fácil y rápido? En este post @yomarianablog les platica cómo...

... definitivamente una de las actividades que más disfruto con mi familia es salir a disfrutar de un día cultural.

Nuestra querida ciudad de Houston es perfecta para ese tipo de planes ya que tan sólo en su Museum District ofrece, dentro de un radio de 2 millas, casi 20 museos abiertos al público con una enorme variedad de exposiciones y actividades que explorar.

Debido a la gran variedad de museos que existen, antes me tardaba mucho tiempo en encontrar horarios, exposiciones o eventos especiales, ya que me tenía que meter al sitio web de cada uno de los museos.

Ahora ¡ya no es necesario! gracias al lanzamiento de la nueva página del Houston Museum District.

En un sólo lugar puedes encontrar toda la información que necesitas para poder planear tu día cultural de acuerdo a los gustos, horarios y presupuesto de tu familia.

En este portal encontré, además de la ubicación y horario de los museos, exposiciones actuales, días cuando la entrada es gratis, eventos especiales, actividades culturales para los niños, y al mismo tiempo, me dio la oportunidad de descubrir nuevos museos que ni siquiera sabía que existían.

Algo que también me gustó mucho de la página es que cuando ya encontraste la información de alguna exposición específica, el sitio automáticamente te sugiere otras exposiciones que se encuentran cerca y que puedes visitar caminando, sin la necesidad de agarrar el automóvil.

Pues ya los saben, cuando quieran planear su próximo día cultural, visiten la página del Houston Museum District. Yo Mariana se las recomiendo mucho.

houmuse.org



Read the complete article in english in yomariana.com.
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

Saturday, November 25, 2017

Texas Medical Center de Houston, un modelo a replicar

El Texas Medical Center en Houston es el mayor centro médico en el mundo, con una de las mayores densidades de instituciones médicas que uno pueda imaginar. En este centro se concentran 21 hospitales, ocho instituciones de investigación, cuatro escuelas de médicos y siete de enfermería. Todas las instituciones son sin ánimo de lucro (que no públicas), aunque conforman uno de los mayores centros de negocios del mundo.

Autor: Javier J. Navarro - elblogsalmon.com (*)


Todos hemos visto noticias en las que ricos y famosos van a tratarse una u otra dolencia a Houston. La pregunta ¿es posible intentar replicar el Texas Medical Center en, por ejemplo, España? Y ¿deberían hacerlo? Imaginemos que existiera un centro equivalente en España desde el que se diera servicio médico a clientes de nuestro entorno, sería una fuente de empleo cualificado y riqueza.

El Texas Medical Center

Para que nos hagamos una idea del tamaño, en el Texas Medical Center hay un parto cada 20 minutos, de modo que nacen 25.000 bebés al año. Se realiza una cirugía cada tres minutos, 13.600 cirugías cardiacas al año. Reciben aproximadamente 27.000 pacientes diarios, diez millones al año. Los hospitales ofrecen más de 9.200 camas. En el centro trabajan 106.000 personas, 20.000 de ellas son médicos, investigadores, científicos y empleados con titulaciones de postgrado.


El Texas Médical Center no nació de un día para otro, sino que fue resultado de donaciones privadas para la construcción de centros de investigación y hospitales, así como de la compra de terrenos. Las universidades se fueron instalando poco a poco en el mismo y los hospitales ampliando. Existe una asociación que gestiona los intereses comunes de las diversas instituciones del Texas Medical Center.

Actualmente muchos ricos y famosos van a operarse a Houston, puede que sea un futbolista que tiene problemas en la rodilla, o tal vez un famoso con cáncer de piel. Si lo primero que nos viene a la cabeza cuando oímos Houston es “tenemos un problema" por la famosa película, lo segundo es los tratamientos sanitarios de calidad.

Las ventajas y desventajas de las que partimos

La primera ventaja de la que partimos para replicar el éxito de Houston es el buen sistema sanitario español y la dieta mediterránea. Es cierto que ha habido recortes en la sanidad, pero también que el sistema sanitario español es conocido por ser uno de los mejores del mundo. El ranking de la Organización Mundial de la Salud del año 2000 puso a España en un muy respetable séptimo lugar. Sólo por detrás de Francia, Italia, San Marino, Andorra, Malta y Singapur. Estados Unidos, quedó en el top 40, muy lejos.

La segunda ventaja es la mano de obra cualificada, relativamente barata y abundante (de algo tenía que servir tanta escuela de medicina que se ha abierto últimamente). Alguna vez hemos oído eso de “sobran médicos”, como forma de querer cerrar escuelas de medicina en vez de pensar en que puede ser una ventaja para vender servicios médicos al exterior.

En el lado de las desventajas, empezaría por la poca investigación pública y privada, así como la falta de innovación. Los malos resultados de nuestras universidades en los rankings no ayudan para vender a personas con alto nivel económico de nuestro entorno (Europa, África y Oriente Medio) que el mejor lugar para realizarse un tratamiento o cirugía (incluso cirugía plástica) es dentro de las fronteras ibéricas.

La otra desventaja que veo, es que posiblemente sería necesaria una colaboración pública privada entre universidades, centros de investigación, hospitales y administraciones públicas que seguramente sería bastante complicada de conseguir. También creo que una desventaja bastante seria es la falta de idiomas extranjeros en España, ya que seguramente muchos de los pacientes querrán ser atendidos en su lengua. Esa es una ventaja de Estados Unidos, la presencia de una lengua común.

Habrá a quién la idea de establecer hospitales para dar servicios al exterior le parezca una locura, pero hay que tener en cuenta que tenemos precedentes, como la Clínica Barraquer en Barcelona que tuvo pacientes extranjeros o que en la quinta torre de la castellana se hablase en su momento de instalar una sucursal del famoso hospital neoyorquino Mount Sinaí. O que se atendiera al rey Fahd de Arabia en condiciones preferentes por el Servicio Andaluz de Salud gracias a sus donaciones.

Obviamente no podemos pensar que se puede pasar de un día para otro a tener un complejo líder a escala mundial en ciencias de la salud, ni que posiblemente alcanzaría el tamaña de el de Texas, pero creo que ya que el sistema sanitario español está tan bien considerado y que la sanidad de calidad es una de las principales preocupaciones de los españoles, utilizar esta sanidad y apalancamiento podría crear una gran cantidad de esos empleos cualificados de los que andan tan cortos en España.



Más información: Texas Medical Center

(*) Más información en la fuente / autor. Artículo amparado con Lic. Creative Commons reconocimiento 2.5.



Foto de cabecera: Wikipedia.org. By Socrate76 - Own work, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=7444244

Saturday, October 21, 2017

Para colonizar el oeste Lincoln promulgó ley que otorgaba tierras a los inmigrantes: la Homestead Act


Abraham Lincoln / Foto: dominio público en Wikimedia Commons
Ahora que el recién elegido Donald Trump empieza a aplicar su promesa electoral contra los extranjeros en suelo de EEUU es un buen momento para explicarle que si hay un país formado por emigrantes es precisamente el suyo.

Y un buen ejemplo, de los muchos que se podrían poner, es recordar la Homestead Act o Ley de Asentamientos Rurales que promulgó un ilustre predecesor en el cargo, Abraham Lincoln, para hacer justo lo contrario que él: incentivar la llegada de europeos ofreciéndoles tierras e ir así ampliando las fronteras nacionales hacia el Oeste.

Autor: Jorge Alvarez - labrujulaverde.com (*)

Es curioso que la labor legislativa del gobierno en ese sentido no se detuviera ni en las difíciles circunstancias que se daban el 20 de mayo de 1862, cuando salió dicha ley: la Guerra de Secesión llevaba ya un año masacrando gente y aún le quedaban otros tres para finalizar, pero el Partido Republicano ya había hecho algunas propuestas de ese tipo que tumbaron los demócratas por la diferencia conceptual que tenían unos y otros respecto a la propiedad. 

Pioneras en el Oeste/Foto: Nebraska State Historical Society
Mientras los republicanos querían parcelas colonizadas por ciudadanos particulares que se convirtieran en pequeños propietarios, siguiendo el ideal concebido medio siglo antes por Thomas Jefferson, el Partido Demócrata prefería grandes extensiones para hacendados que las trabajasen con esclavos. Pero la separación de los estados del Sur dejó esta última postura muy debilitada y abrió un camino expedito al presidente.

Basándose en un precedente de 1850, la Donation Land Claim Act, que permitía a los colonos solicitar tierras en el territorio de Oregón (por entonces mucho mayor que el actual estado porque incluía también los actuales Idaho, Washington y parte de Wyoming), se cedieron más de dos centenares y medio de hectáreas a lo largo de cinco años. 

Andrew Johnson (que sería el sucesor de Lincoln en la presidencia), George Henry Evans y Horace Greeley fueron los principales defensores de la Homestead Act, estableciendo la posibilidad de que cualquier ciudadano pudiera asentarse en una parcela de poco más de medio kilómetro cuadrado; las condiciones eran permanecer allí un período mínimo de un lustro, no haber empuñado nunca las armas contra el país y tener al menos veintiún años o ser cabeza de familia, además de la obligación de construir una casa y trabajar esa tierra. 

Como cabía esperar, esta gran oportunidad de convertirse en propietario a un coste mínimo -entre ocho y diez dólares- disparó las cifras de inmigración desde Europa; ése era el objetivo, al fin y al cabo, ya que el modelo anterior de reparto de tierras, la subasta, se había revelado poco práctico al hacer subir los precios, obligando a introducir la Preemption Act de 1841 (la famosa ley que daba derecho a la tierra al primero que la ocupase) y la Graduation Act de 1854 (por la cual las tierras que no encontrasen comprador debido a su coste verían reducido éste progresivamente año tras año). 

La Homestead Act era el remate, el colofón, ya que cualquiera podía solicitar un área y tomar posesión de ella pagando un precio simbólico y además luego podría comprarla definitivamente a los cinco años a un precio mínimo, gracias al dinero obtenido de la producción de dicha tierra.

Certificado de propiedad de la Homestead Act en Nebraska/Foto: dominio público en Wikimedia Commons

De esta forma llegaron a EEUU miles de granjeros pobres del viejo continente, pero también optaron a ser propietarios los hijos de emigrantes asiáticos nacidos en suelo americano, los esclavos liberados (especialmente tras la publicación de la Decimocuarta Enmienda, que les otorgaba la ciudadanía) e incluso las mujeres solteras. 

En la práctica las cosas no resultaron tan bien como prometían. Buena parte del territorio ofertado era más bien árido, inadecuado para la labor agraria, lo que dio lugar a tensiones por el agua, que muchos necesitaban para regar pero otros prefirieron usar para abrevar ganado. 

Asimismo, en algunas zonas se descubrieron oro o plata y la actividad se desvió hacia la minería lo que, legalmente, privaba al gobierno de su derecho a cobrar su porcentaje. Igualmente se detectaron fraudes diversos: testigos sobornados (era necesario contar con testimonios de que el colono había residido en su parcela el tiempo estipulado), formación de latifundios al juntarse tierras de miembros de una misma familia… 

Por supuesto, tampoco faltó el gran problema de que una parte importante de esos territorios ya tenía dueño: el pueblo indio, que no se resignaba a perderlo sin más y ello le llevó a la guerra, con sus nefastas consecuencias en forma de muertes, deportaciones, etc. 

En ese sentido, la Dewes Act de 1887 trató de llegar a un compromiso mutuo parcelando también las tierras de las tribus (en este caso en Oklahoma) y asignándole cada una de dichas áreas a familias individuales indígenas para que las trabajaran, quedando para el Estado la porción que sobraba; ésta era la mitad del total aproximadamente, vendiéndose una parte a las compañías ferroviarias y poniéndose la otra a disposición de los colonos dos años más tarde a través de un insólito sistema: la Land Rush o Carrera por la tierra, en la que se fraccionaban en pequeños lotes nada menos que 8.000 kilómetros cuadrados, pudiendo tomar posesión de cada uno el que primero llegase; se beneficiaron unas 50.000 personas.

El Land Rush de Oklahoma / Foto: dominio público en Wikimedia Commons
La Homestead Act fue completándose a lo largo del siglo XIX con otras leyes que la ampliaron y perfeccionaron en algunos detalles, corrigiendo de paso algunos fallos detectados. 

De esa forma se entró en la centuria siguiente y siguió vigente hasta que se dio por concluida en 1976 con la Federal Land Policy and Management Act, aunque aún duraría una década más en Alaska. 

Desde aquel lejano 1862 hasta el año 1934 se calcula que se concedieron 109.265.124 hectáreas a más de millón y medio de personas, de las que casi la mitad llegaron a se propietarios definitivos. Así, la ley sirvió no sólo para crear una clase media autosuficiente sino también para colonizar un 10% del territorio de EEUU. A modo de anécdota, se puede reseñar que el último beneficiario de la Homestead Act fue un vecino de Alaska llamado Ken Deardorff.

La Homestead Act concedió tierras en prácticamente todo el territorio de EEUU, menos los estados del este / nor-este, e, interesantemente, Texas.
Mapa de los territorios de EEUU incluidos en la Homestead Act (en marrón) / Imagen: National Park Service


(*) Más del mismo autor en www.labrujulaverde.com.
Artículo amparado con Lic. Creative Commons 4.0.


Fuentes: The Homestead Act of 1862. A Primary Source History of the Settlement of the American Heartland in the Late 19th Century (Jason Porterfield) / The Homestead Law. A Brief Sketch in United States History (United States Department of Interior) / The American West. A New Interpretive History (Robert V. Hine y John Mack Faragher) / Wikipedia.